You are here!!


Chía: dale un toque de “fuerza” a tu dieta

Aunque probablemente tú ya le ponías esta semilla a tu agua de limón antes de que se pusiera de moda —y se ganara el título de súper alimento a nivel internacional—, la chía, combinada con una alimentación correcta y actividad física, tiene grandes beneficios para la salud, más allá de su delicioso toque crujiente.

De dónde viene y a dónde va

Originaria del sur de México, Guatemala y Nicaragua, la chía es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas, es decir, es prima hermana de algunas especias aromáticas, como la menta, el tomillo, la salvia y el romero.

Aunque se podría decir que su auge es reciente, esta semilla se consume desde hace mucho tiempo en nuestro país, incluso antes de la conquista de América. De hecho, la palabra “chía” significa “fuerza” en maya, y los guerreros utilizaban esta semilla como una fuente de energía. La versión actual de esto sería: tomarse una cucharadita antes de un largo día en la oficina.

En México hay cuatro principales estados productores de chía y, según su procedencia, varía el nutriente principal. La chía de Michoacán y Chiapas, por ejemplo, tiene más proteína; mientras que la de Puebla, ácidos grasos; y la de Michoacán, fibra.