You are here!!


¡Probióticos Actiregularis y tu segundo cerebro! El dúo de la salud digestiva

Es un hecho que tu segundo cerebro trabaja día y noche para mantener a tu sistema digestivo funcionando de manera óptima, pero no está solo al momento de realizar esta labor y aquí es donde entran en juego los probióticos.

La mejor forma para entender la relación que existe entre los probióticos y tu intestino es conociendo el trabajo de cada uno por separado, y enseguida sabrás cómo ambos se complementan para ayudarte a mantener tu salud digestiva.

Los probióticos, por un lado, son una parte natural de la flora intestinal del cuerpo humano, que cuando se administran en la cantidad adecuada, confieren beneficios de salud a la persona que los consume. Existen diversos estudios que muestran que los probióticos contribuyen a prevenir diversos padecimientos, por lo que hoy en día estas bacterias benignas son consideradas esenciales para mantener una buena salud digestiva.

Por otro lado, el segundo cerebro es una red de terminales nerviosas que se encarga de mantener en pleno funcionamiento tus intestinos.

Más que una buena relación

¿Aún no encuentras la relación? Una tarea esencial del segundo cerebro es encargarse de mantener controlados a todos los microorganismos benignos alojados en tu intestino (incluyendo a los millones de probióticos Actiregularis que ayudan a mantener tu salud digestiva), y ayudando a procesar los alimentos que no puedes digerir por completo. Todos los probióticos alojados en tu cuerpo sirven para ayudarte a proteger tu flora intestinal.

La clave está en la rutina

Para tener una salud digestiva envidiable, consume todos los días 2 porciones de Activia® de 125 g por al menos 4 semanas para ayudar a mantener aún más tu salud digestiva.

¡Sigue al pendiente de más notas y tips para cuidarte!