You are here!!


Nueve ideas de desayunos familiares saludables y atractivos que les darán energía todo el día

Como padre, tú ya sabes que el desayuno es realmente la comida más importante del día. Es esencial que tus hijos obtengan una comida nutritiva y balanceada antes de ir a la escuela para que mantengan buenos niveles de energía y le saquen provecho a su día. Aquí hay nueve ideas para un desayuno saludable y atractivo que tanto tú como los miembros más pequeños de tu familia disfrutarán.

Los desayunos balanceados siempre son una prioridad para ti y tu familia, sin importar lo ocupado del día o lo que pueda deparar el futuro. Pero con citas a primera hora programadas, alarmas sonando y niños por bañar y vestir, puede ser un reto crear momentos de calma familiar para preparar comida saludable entre semana. A veces te tienes que poner creativa para asegurarte de que los más pequeños miembros de la familia obtengan un buen desayuno antes de ir a la escuela.

La forma más fácil de motivar a tus hijos para que disfruten el desayuno es hacerlo parecer como un juego: uno en el que puedan participar para que “se sientan como adultos”. Involúcralos: deja que te ayuden a untar de mantequilla el pan tostado, a poner la mesa o a servir granola y yoghurt en tazones. Otro truco es añadirle color y humor: acomoda la fruta en los platos de los niños en forma de su animal favorito, por ejemplo.

Hot cakes

Un gran favorito de los niños, puedes colarle harina integral a la mezcla para hacerlos más nutritivos, y ahorrar tiempo en las mañanas dejando la masa preparada antes. La puedes guardar en el refrigerador hasta 48 horas. Para hacer los hot cakes integrales más atractivos, agrégales blueberries o fruta para que puedan crear “caritas”.

Granola casera

Combina avena, nueces sin sal y fruta seca sin azúcar (pasas, albaricoques, ciruelas, manzanas, etcétera) y una pizca de sal para una deliciosa granola casera. Es especialmente rica y nutritiva si la sirves con yoghurt.

Avena caliente con frutas

La saludable y cálida avena caliente sólo toma 15 minutos en la estufa o cinco minutos en el microondas. Puedes agregarle plátano y miel o manzana y canela para una delicia mañanera que los niños realmente disfrutarán. Favorece la avena entera más que la instantánea, que está sobreprocesada y, a menudo, llena de azúcares añadidas.

Huevos con pan tostado o en english muffin

Ya sea pochados, revueltos o fritos con un poco de aceite de oliva, los huevos son una gran opción una o dos veces por semana si tus hijos prefieren los desayunos salados. Sírvelos con pan tostado de granos enteros o con un english muffin.

Scones

Esta quebradiza complacencia horneada es un delicioso y abundante desayuno, especialmente cuando los sirves con fruta fresca a un lado. Agrégales pasas o albaricoques secos para un toque de dulzura natural y una dosis extra de fibra.

Mantequilla de maní y plátano en pan tostado

A los niños generalmente les gusta la mantequilla de maní, y en un pan tostado de granos enteros es un desayuno nutritivo y rico en proteínas que mantendrá sus niveles de energía arriba. El plátano añade potasio y puedes permitirles que hagan caras divertidas en el pan tostado con sus rebanadas.

Arroz con leche

Cremoso, delicioso y una buena fuente de calcio, el arroz con leche es una complacencia que les encantará a los niños. Para nutrientes adicionales, añade fruta fresca, como melocotones maduros o blueberries, si están en temporada.

Smoothies de fruta fresca y yoghurt

Por su combinación ideal de proteínas, vitaminas y calcio, los smoothies de fruta fresca mezclados con yoghurt natural son un desayuno fácil e ideal que los niños generalmente aprecian. Dependiendo de la temporada, puedes probar naranja-plátano, mango-fresa o pera-kiwi-blueberry: a los niños les encanta la variedad después de todo.

Para una complacencia de fin de semana: pan tostado

Esta delicia ocasional de fin de semana es perfecta cuando necesitas utilizar el pan que te sobró. Bate un par de huevos con leche, un poco de azúcar, canela y nuez moscada, luego remoja el pan en la mezcla antes de dorar las rebanadas en una sartén con mantequilla. Disfrútalo con miel de maple natural y fruta fresca a un lado para un desayuno familiar más nutritivo.

¿Tienes algún otro desayuno familiar secreto? Compártelo con nosotros.