You are here!!


Cuatro formas de cuidar tu sistema digestivo por la mañana

Quieres comenzar tus mañanas desde un lugar de calma y ecuanimidad, ya que esto establece el tono para tu día entero. Cuidar tu sistema digestivo es una parte clave de la ecuación. Aquí hay algunas formas simples de poner en marcha tu día —y tu digestión.

Ponte en movimiento

Hacer ejercicio a primera hora en la mañana no sólo es una gran manera de revivir tu cuerpo y mente, y prepararte para enfrentar un día lleno de retos. Cuando haces ejercicio, el intestino se pone en movimiento. También puede fomentar una actitud relajada y aliviar el exceso de estrés al canalizar la energía y las emociones en una actividad física*. Tan pronto como te levantas de la cama, intenta realizar una corta rutina de yoga mañanera, hacer unas cuantas sentadillas o trotar a paso ligero.

Optimiza tu desayuno

Un desayuno sano, y rico en fibra y proteínas, puede proporcionarte la energía que necesitas para comenzar el día y ayudarte a conseguir los objetivos que te propongas. Una gran opción que incluye tanto fibra como proteína es el yoghurt mezclado con granola sin azúcar y unas cuantas nueces picadas. Los huevos pochados o hervidos con espinacas salteadas es otra.

Practica el automasaje

Los estudios demuestran que el estrés puede afectar al estómago y al intestino. Una forma de lograr más calma interior y comenzar el día con una sensación de equilibrio y control es practicar el automasaje, frotando gentilmente tu cintura. Tómate cinco minutos para hacer esto durante la ducha o después, cuando te estés aplicando crema hidratante.

Reconéctate con tu ser interior

Siguiendo con el último consejo, comenzar el día desde un lugar de calma y balance interior es esencial para garantizar que cumplas tus retos con confianza y equilibrio. Tómate cinco minutos cada mañana para sentarte y meditar, concentrándote en la respiración profunda y en la postura centrada y recta. Los estudios demuestran que la práctica de la autoconciencia incrementa la concentración y mejora el rendimiento físico y mental**.

¡Comparte tus propios consejos para una rutina matutina motivadora!