You are here!!


Cinco formas de sacarle provecho a un descanso en el trabajo

¡Aleja tus manos del teclado y date un descanso! Al reservar tan sólo 10 minutos para ti, te encontrarás más enérgica y eficiente cuando regreses al trabajo. Así es que apaga esa pantalla, pon tu teléfono en silencio e intenta algunas de estas sugerencias para tener un descanso del trabajo efectivo.

Date un masaje

Un automasaje no sólo puede aliviar los músculos cansados y adoloridos, sino que también puede motivarte y llenarte de energía. ¿Tienes la espalda agarrotada de estar tanto tiempo sentada frente a la computadora? Realiza movimientos circulares hacia arriba y hacia abajo de tu columna vertebral utilizando los nudillos, hasta donde alcances. Luego envuelve tus brazos alrededor de ti y date un fuerte abrazo para estirar la espalda superior. Si de casualidad tienes una pelota de tenis en tu bolsa del gimnasio, quítate los zapatos y ruédala debajo de tu pies, empujando hacia abajo, para un gran masaje. Un masaje con crema hidratante también ayuda a rejuvenecer e hidratar las manos cansadas.

Llénate de energía con un snack saludable

Recarga las pilas con un pedazo de fruta o un puñado de nueces sin sal. No olvides tomar agua también: es fácil olvidarlo, pero mantenerte hidratada te ayudará a seguir despierta y motivada. Cada vez que comas o bebas, asegúrate de no hacerlo mientras trabajas. Tómate unos minutos para disfrutar de tu snack o bebida y los apreciarás aún más.

Estimula tu cerebro

Si sientes que tu concentración está en otra parte, deja de trabajar y date un descanso de 10 minutos. Los ejercicios mentales rápidos son excelentes para despertar el cerebro y volverte a concentrar. Trata de completar un Sudoku en 10 minutos, calcula cuántos kilómetros has corrido esta semana, ¡o hasta escribe un haiku! Las actividades mentales cortas e intensas —que obligan a la mente a concentrarse— son excelente para el entrenamiento del cerebro y para mejorar la memoria. Hay un montón de sitios web que proporcionan ejercicios mentales, pero lo ideal es mantenerte alejada de tu computadora.

Deja tu computadora

Los ojos pueden llegar a tensarse y ponerse rojos e hinchados de estar mirando una pantalla todo el día, así es que tómate un descanso y aléjate del mouse. Una caminata rápida de 10 minutos, al exterior, si es posible, te despertará y le dará a tus ojos un buen estiramiento: estar al aire libre pone a prueba tu visión de larga distancia. Utiliza este tiempo para concentrarte en cosas que no estén relacionadas con el trabajo o para hacer algún pendiente.

Medita con música

Pon un poco de música relajante y utiliza tu descanso de 10 minutos para meditar. Empieza por tomar respiraciones largas y profundas: inhala por la nariz y exhala por la boca, lo que tendrá un efecto calmante inmediato y permitirá que tu mente fluya. Al escoger una canción de 10 minutos, no tendrás que preocuparte por perder la noción del tiempo: cuando la música se detenga, ¡es hora de volver al trabajo! Si la meditación no es lo tuyo, o si te preocupa quedarte dormida por accidente, escoge alguna de tus canciones favoritas en vez. Mueve los dedos de los pies, sacude esos hombros y siente la energía.

¡Estas ideas para tu descanso de 10 minutos te dejarán sintiendo en calma, motivada y lista para regresar al trabajo!